15 jun. 2017

Reseña: La Niña Alemana


  • Libro: La Niña Alemana
  • Autor: Armando Lucas Correa.
  • Género: Novela histórica.
  • Sinopsis:

Antes de que todo cambiara, la vida de Hannah Rosenthal era de ensueño. Pero ahora, en 1939, las calles de Berlín están embanderadas de estandartes nazis, su familia ha sido desposeída de sus bienes y los judíos ya no son bienvenidos en los lugares que antaño frecuentaban. Hannah y Leo Martin, su mejor amigo, sellan un pacto: pase lo que pase, ambos compartirán un mismo futuro.

La próxima partida del transatlántico St. Louis con rumbo a Cuba les proporcionará una chispa de esperanza. Tras una ardua gestión para obtener visados, los Rosenthal y los Martin se embarcan en la lujosa nave con destino a La Habana. La vida a bordo del St. Louis se asemeja a unas vacaciones surrealistas para esos refugiados, pero los rumores inquietantes desde Cuba no tardan en ensombrecer el ambiente festivo, y la nave que prometía ser su salvación parece a punto de convertirse en su sentencia de muerte. Hannah y Leo se ven enfrentados a una decisión desgarradora…

Siete décadas después, en la ciudad de Nueva York, el día que cumple doce años, Anna Rosen recibe un paquete de Hannah, una tía abuela a la que nunca conoció pero que crio a su difunto padre. En un intento de reconstruir el misterioso pasado de su padre, Anna y su madre viajan a La Habana para reunirse con la anciana. Hannah les relatará el viaje en el St. Louis, les hablará de sus años en la isla y revelará, por primera vez, el modo en el que ella y Leo cumplieron con el solemne pacto que sellaron.


  • Reseña: 
¡Holis! ¿Cómo están? Yo muy bien y ojerosa jaja.

Me encanta la portada del libro. Si alguien es lector de blog habrá visto que este libro formó parte de una compra impulsiva que tuve hace un par de meses. Llegué a él gracias al canal de Vero Blabla, me cayó como anillo al dedo que recomiende este libro porque estaba en la búsqueda de algún libro histórico, novela histórica. Este libro lo terminé hace dos meses, no tardé mucho en leerlo pero si colgué en reseñarlo es que quería hacer la reseña en video pero no se pudo.

Antes de contar de qué va el libro les voy a contar algo del contexto histórico en el que se ambienta. El libro vendría a estar ambientado previo a la segunda guerra mundial, donde algunos judios tuvieron la oportunidad de "escapar" del calvario que se estaba viviendo en Alemania con la llegada de Hitler al poder. Su salvación estaba en el barco St. Louis, un barco que partía de Alemania a Cuba, donde los pasajeros tuvieron qué hacer trámites eternos y pagar enormes cantidades de dinero para ser aceptados en este país. Muchos solo iban de paso ya que tenían la intención de asentarse en Estados Unidos. El barco zarpó el 13 de mayo de 1939 con 937 pasajeros. Los refugiados llevaban, en su mayoría, un permiso especial para desembarcar en La Habana firmados por el director general del Departamento de Inmigración de Cuba y un día el presidente cubano -Federico Ladero Brú- saca un decreto en el cual invalidaba todos esos permisos y solo iban a ser aceptados aquellos que tuvieran unos documentos otorgados por la Secretaría del Estado y el Trabajo del país y eran realmente pocos los que tenían este papel. 

Al llegar el barco a Cuba no se les permitió desembarcar y estuvieron ahí varados un par de días. Mientras tanto comenzaron a hacerse unas negociaciones con el fin de que el presidente acepte a los refugiados en el país. Primero Ladero Bru exigió un bono de 500 dólares por persona, pero era un precio realmente alto y le ofrecieron otro precio. Anteriores a los permisos del Departamento de Inmigración se habían otorgado unos permisos desde el Departamento de Estado de Cuba que contaba con el apoyo del jefe del ejército Fulgencio Batista, cuando quieren comunicarse con él en medio de las negociaciones oh casualidad su médico personal dijo que tenía un resfriado y que no podía siquiera atender el teléfono. Finalmente el presidente se negó a aceptar lo que le proponían y se negó a seguir negociando, exigió que el barco se fuera. Solo pudieron bajar cuatro cubanos y dos españoles no judíos y 22 refugiados, que contaban con el permiso del Departamento de Estado. Recuerden que viajaban 937 personas, solo bajaron 26.

Antes de volver a Alemania, el capitán del barco intentó ir a Estados Unidos para ver si ahí podían bajar aquellos que no pudieron hacerlo en Cuba. Tuvieron la negativa por parte del presidente, luego intentó en Canadá y sucedió lo mismo. El barco tenía que volver a Alemania. Comenzaron otras reuniones y negociaciones para que otros países puedan aceptar a estos refugiados. Gran Bretaña, Francia, Holanda y Bélgica aceptaron a los refugiados. Poco después comenzó la guerra y sacando Gran Bretaña los demás países fueron invadidos por los Alemanes, solo sobrevivieron (estuvieron más seguros) los 287 refugiados situados en Gran Bretaña, recalco de 937. Una gran diferencia.
Lo irónico de todo esto, lo triste de todo es que hasta el año 2009 no se habló del tema, recién para ese año Estados Unidos y Canadá reconocieron su error y recién en ese año Estados Unidos invitó a los refugiados sobrevivientes a Estados Unidos, recién en ese año. Y a todo esto Cuba no pidió disculpas, no nada, incluso muchos de los archivos que cuentan la llegada del barco al país desaparecieron. 

Luego de esta introducción, bastante larga, del contexto histórico les paso a resumir y dar mi opinión de libro. Hannah es una chica de doce años de clase alta alemana, judía por lo que ya no era aceptada ni vista como lo era antes de la llegada de Hitler al poder. A diario el padre de Hannah salía para hacer trámites o incluso en un principio intentar trabajar, su madre en cambio que había sabido cómo ser admirada, que era una mujer de clase se la pasaba encerrada ya no tenía ese brillo que antes tenía. Hannah en cambio sí salía, tenía encuentros con su mejor amigo, Leo. Él también judío, solo tenía a su padre y gracias al él Hannah podía enterarse si sus padres estaban planeando algo para ellos, si podían escapar o qué podían hacer. En sus encuentros además, solían refugiarse debajo de una especie de balcón para poder escuchar la radio ya que quien habitaba en esa casa la escuchaba a diario y así podían enterarse de las noticias del país. Luego de muchos trámites entre las dos familias pudieron conseguir todo lo necesario para escapar de Alemania en el barco St. Louis. El libro nos cuentan el viaje hacia Cuba y las aventuras que allí viven Hannah y Leo y cómo afecta el conflicto dicho anteriormente a ambas familias. Luego vamos a el año 2014 Anna, una chica de doce años que vive en Estados Unidos un día recibe un paquete bastante peculiar, el paquete viene desde una tía de su padre -fallecido- por lo que Anna con la ayuda de su madre viaja a Cuba (de donde viene al paquete) para encontrarse con quién le envió ese curioso paquete y poder conocer más de su padre a través de su tía.

Anna y Hannah están conectadas, de una forma muy curiosa, pero están conectadas a pesar de tanta diferencia de años. El libro está dividido en cuatro partes: la primera va de Hannah a Anna un capítulo por cada una, previo al viaje en barco e incluso previo al viaje de Anna a Cuba; la segunda parte solo lo narra Hannah desde el Saint Loui, sus aventuras en el barco y la llegada de la noticia de la negativa a los refugiados; la tercera parte vuelve a ir desde Anna a Hannah pero la particularidad de esto es que va desde 2014 hacia 1939, los capítulos narrados por Hannah son períodos de tiempo arrancando en 1939 y continuando en cada capítulo a otros períodos de tiempo en otros años; y la cuarta parte va de Anna a Hannah narrado desde Cuba 2014. Y va contando historia por historia, todo te atrapa, la historia de Hannah y la de Anna, un capítulo lo narra Hannah y al siguiente pasa a narrar Anna, cuando te enganchas con la historia de una el capítulo termina y te enganchas con la historia de la otra. No hice más que disfrutar esta historia, encariñarme con la inocencia de Hannah, Leo y Anna jóvenes que planeaban su futuro, como soñaban, lo que esperaban del futuro.

Me encantó que pase de un personaje a otro capítulo a capítulo y me gustó que sean ellas las que narrasen y no en omnisciente, que nos cuenten sus sentimientos y la forma en que está escrito es bastante difícil no sentir algunos de los sentimientos que sufren los personajes. No tengo palabras para describir lo que disfruté el libro, tardé muy poco en leerlo porque no podía soltarlo. También sufrí, prepárense para sufrir en algunas partes porque no se olviden que está ambientado en un hecho real por lo que en muchas partes lo sufrí. Lo que me encariñé con los personajes también es increíble, me encariñé de la inocencia que tenían. Otro punto que me gustó mucho es que si bien el hecho histórico principal de toda la historia es lo sucedido con el barco, la Alemania pre guerra o el estallido de la Segunda Guerra Mundial, también toca otros hechos históricos posteriores; hechos que si bien como dije no son de gran importancia tienen su efecto en la novela. De verdad me encantó que se tocara también otros hechos y que veamos qué efectos tienen en el desarrollo de la historia.

Sin duda alguna recomiendo muchísimo esta historia, si alguien tiene la oportunidad de conseguir el físico del libro verá atrás de todo en notas del autor la historia completa de la tragedia del St. Louis y no el resumen raro que intenté hacer, además cuenta con fotos de pasajeros del barco y una lista de los pasajeros que iban.

"Si no tienes fe ni estás dispuesto al perdón, si no crees en nada, no hay forma de que tu cuerpo y tu alma se vayan juntos. A mí me queda poco. El día que caiga postrada, me dejo ir y ¡se acabó! ¿Para qué tanto sufrimiento?"

5/5.

Cuéntenme, ¿conocían el libro? ¿Lo leyeron? Si es así ¿qué les pareció? Sino, ¿les gustaría leerlo?

Kati. 

1 comentario:

  1. Hola Kati!
    Conocía el libro porque una amiga lo tiene, lo leyó y me lo recomendó aunque no se lo acepté en su momento porque estaba con otras lecturas que necesitaba darles priodidad.
    Pero tu reseña me encantó, aún no termino de creerme esa época. Todo tan terrible (como si ahora no lo fuera), es una época en la historia que me puede por su crueldad, no me la creo, pero tristemente pasó.
    Me encantan los libros que tratan sobre ella aunuqe al ser tan fuerte ciertamente no le dedico el tiempo que debería.
    Voy a leer La niña alemana, gracias por la reseña. Y, de paso, por si no lo conocías, "Canción de cuna de Auschwitz" es de la época y me gustó mucho, te lo recomiendo por si alguna vez volves a andar queriendo leer algo como eso.
    Besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...